Blog Noticias Salud - Blog Noticias Salud

Con La Salud No Se Juega
Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

Está bien sentirse triste

Blog Noticias Salud
La tristeza es un sentimiento universal, experimentado por humanos y animales por igual. Está vinculado a una experiencia negativa, en la que una persona tiene una pérdida percibida, y cuanto más valiosa es, más intensa puede ser la tristeza.

Sin embargo, aunque la mayoría de las personas se desviven para evitar sentirse tristes, otras disfrutan escuchando música triste. Esto a menudo se llama la "paradoja de la música triste". Varios estudios han examinado este fenómeno para obtener una comprensión más profunda de los beneficios de escuchar música triste.

LA PARADOJA DE LA MÚSICA TRISTE

Varias teorías chocan sobre si los sentimientos derivados de la música triste son reales o simulados, positivos o negativos, o cualquier combinación de los mismos. También hay conflictos sobre en qué nivel opera: cognitivo, cultural, etc. La música está tan profundamente arraigada en la psique humana y la sociedad que hay demasiadas variables para considerar para su estudio. Un estudio particular publicado en  Frontiers on Human Neuroscience  propuso que escuchar música triste ayudó a corregir el desequilibrio homeostático en el cerebro. La homeostasis se refiere a mantener el equilibrio de todas las funciones corporales, lo que garantiza el bienestar general de un organismo. Los investigadores sugieren que una experiencia triste puede causar un desequilibrio, y escuchar música triste puede ayudar a corregirlo.

Otro estudio publicado en  Physics on Life Reviews tenía una opinión diferente sobre el asunto. Los investigadores examinaron los factores biológicos, psicosociales y culturales que pueden contribuir a los efectos placenteros de escuchar música triste. Después de revisar la investigación previa y los datos de las herramientas de neuroimagen, compilaron la siguiente información:

Nivel biológico: la  música triste indujo la homeostasis y la producción de prolactina, una hormona que ofrece alivio emocional.

Nivel psicosocial:  ayudó a una persona a procesar sus emociones compartiendo emociones y subrogación social (sustituto de la interacción humana).

Nivel cultural:  el placer que se obtiene de la música triste depende de la cultura y puede tener diferentes significados en varias culturas.

Estos son solo algunos de los estudios que han explorado los efectos de escuchar música triste. Los investigadores de ambos estudios admitieron la necesidad de realizar más estudios para extraer datos concluyentes. Una comprensión más profunda de cómo funciona la música triste puede ayudar a mejorar las técnicas que emplean la música en los procedimientos terapéuticos.

BENEFICIOS DE ESCUCHAR MÚSICA TRISTE

Explorar la paradoja de la música triste ofrece una mejor idea de cómo funciona. Si bien la investigación no puede determinar exactamente cómo, los beneficios de escuchar música triste se pueden ver fácilmente en la vida real. Estos son algunos de sus beneficios:

Regula el estado de ánimo
Este es uno de los efectos de la música triste a nivel psicosocial. Ayuda a desconectarse de una situación estresante y a enfocarse en la música. Además, la letra de una canción puede conectarse con la experiencia del oyente. De esta manera, la música ayuda al oyente al dar voz a las emociones que el oyente no puede expresar.

Induce nostalgia
La música triste es un poderoso disparador para los recuerdos, especialmente los importantes. Algunas teorías sobre la música sugieren que la música triste evoca recuerdos de las experiencias relacionadas con ese sentimiento. Como escribió Paul Hindemith, el autor de A Composer's World, es un "guía turístico de emociones pasadas".

Hay canciones que le recuerdan a una persona un punto particular en el tiempo. El efecto resultante es la nostalgia: sentir una sensación de felicidad al recordar tiempos pasados.

Sustituye emociones
Un hilo común entre las teorías sobre la música triste es que el estímulo (la experiencia triste) no es una amenaza inmediata para una persona. Establece una distancia entre el oyente y la triste experiencia.

Según algunas teorías, la música triste ayuda a simular tristeza en el oyente. Esto ofrece una oportunidad para que la persona experimente emociones negativas mientras se desconecta de cualquier escenario negativo real. En consecuencia, esto brinda una oportunidad para que la persona reflexione sobre sus penas internas.

Frenar el dolor
En la antigua Grecia, Aristóteles teorizó que las obras de teatro trágicas ayudaron al público a purgar sus emociones. Este proceso se llama catarsis. Lo mismo se dice que se aplica a escuchar música triste.

La investigación moderna ha proporcionado una base biológica para este efecto. Cuando una persona escucha música triste, la simulación de la tristeza engaña al cerebro para que libere prolactina. Se sabe que esta hormona alivia los sentimientos de dolor.

Fomenta la empatía
En términos generales, la empatía es entender lo que otra persona está experimentando. La música triste a menudo "mueve" a las personas al expresar soledad y experiencias dolorosas. La empatía aumenta este efecto de "movimiento" al intensificar las respuestas emocionales. Además, se descubrió que las personas con una fuerte disposición a la empatía disfrutaban más de la música triste.

Ofrece comodidad
Cuando es difícil acercarse a los demás, algunas personas recurren a la música. De esta manera, la música se convierte en un amigo imaginario de quien una persona busca consuelo. Al regular el estado de ánimo e inducir catarsis, el oyente lentamente comienza a sentirse mejor.

Escuchar música triste no necesariamente produce efectos negativos y, de hecho, hace lo contrario. Cuando se sienta angustiado, toque una canción triste y experimente sus beneficios para sentirse mejor.


APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido