Blog Noticias Salud - Blog Noticias Salud

Con La Salud No Se Juega
Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

Los traumas infantiles te pueden acompañar toda la vida

Blog Noticias Salud
Los traumas infantiles pueden permanecer contigo de por vida, al alterar tus niveles hormonales, según un estudio

Tus niveles de estrés hoy pueden estar influenciados por tus experiencias estresantes de la infancia. Un estudio publicado en la revista Psychological Science descubrió que las personas que tuvieron una infancia difícil tienden a tener niveles más altos de estrés en la edad adulta. Los investigadores del estudio encontraron que estas personas tienen un patrón de cortisol que podría conducir a resultados adversos para la salud.

Cuando estás estresado, tus glándulas suprarrenales liberan la hormona esteroide cortisol, la principal hormona del estrés del cuerpo. Los niveles de cortisol generalmente alcanzan su punto máximo por las mañanas y luego disminuyen gradualmente durante el día. Están en su punto más bajo antes de dormir por la noche.

Los traumas infantiles te pueden acompañar toda la vidaPara este estudio, los investigadores estadounidenses utilizaron una muestra longitudinal de adultos seguidos desde el nacimiento. Analizaron tres modelos del efecto de la exposición al estrés en el cortisol diario: el modelo acumulativo, el modelo de inclusión biológica y el modelo de sensibilización. El modelo acumulativo se centra en el estrés vital acumulativo. El modelo de inclusión biológica se centra en el estrés de la primera infancia, mientras que el modelo de sensibilización analiza cómo el estrés de la vida actual interactúa con el estrés de la vida temprana para producir pendientes planas diurnas de cortisol.

Los resultados mostraron que las personas que tenían un alto estrés durante la infancia y la edad adulta, particularmente a los 37 años, tenían un patrón de cortisol más plano. Esto significa que no está pasando por las fluctuaciones saludables como se supone que debe pasar. Los investigadores también encontraron que la cantidad de exposición de una persona a situaciones estresantes en la vida temprana juegan un papel clave en el desarrollo de patrones no saludables de liberación de cortisol. Sin embargo, esto solo se aplica si las personas también están experimentando mayores niveles de estrés en la actualidad.

Esto sugirió que la combinación de altos niveles de estrés en la vida temprana y en la vida actual conduce a los perfiles de cortisol menos saludables. Afortunadamente, no necesariamente significa que todas las personas que han experimentado traumas infantiles mostrarán este patrón de cortisol en su vida adulta. En cambio, es una combinación de los dos, el estrés cuando era niño y el estrés como adulto, lo que podría dar lugar a malos resultados de salud. Tener altos niveles de estrés durante un período prolongado se ha asociado con problemas como el desequilibrio hormonal, problemas para dormir y un sistema inmunitario débil.

BAJAR TUS NIVELES DE CORTISOL

Si bien no puedes borrar tus experiencias estresantes de la infancia, hay cosas que puedes hacer para controlar tus niveles de cortisol ahora:

Ejercicio: estar físicamente activo no solo mejora tu salud física, sino que también puede mejorar tu estado de ánimo y tu salud mental en general. Sin embargo, los ejercicios intensos pueden desencadenar un aumento en los niveles de cortisol. Conformarse con rutinas de ejercicio moderadamente intenso.

Encontrar un pasatiempo: los pasatiempos pueden ser gratificantes y satisfactorios, lo que puede llevarlo a una vida más plena y saludable, y a una mayor sensación de bienestar.

Seguir una dieta saludable: tu dieta puede afectar tus niveles de cortisol. Consume plátanos, té negro o verde, chocolate negro, peras y probióticos para mantener estables tus niveles de cortisol.

Dormir lo suficiente y tener una rutina para acostarse: la cantidad y la calidad del sueño pueden afectar tus niveles de cortisol. La falta de sueño puede provocar un aumento de los niveles de cortisol. Para que tu sueño sea más prolongado y de mejor calidad, mantenga una rutina constante antes de acostarse. Apague las luces, mantenga alejado su teléfono y limite la ingesta de líquidos antes de acostarse para reducir el riesgo de sueño perturbado.

Evite la cafeína por la noche: si estás tratando de reducir tus niveles de cortisol, evita consumir alimentos y bebidas con cafeína por la noche. La cafeína es un refuerzo de energía y puede interrumpir tu sueño, que es esencial para mantener bajos los niveles de cortisol.

Tomar suplementos: se ha demostrado que los suplementos naturales como el aceite de pescado y la ashwagandha reducen los niveles de cortisol.

Probar técnicas de relajación: practicar técnicas de relajación, como la meditación, la atención plena y los ejercicios de respiración, puede ayudarte a manejar y lidiar con el estrés de manera más efectiva.


APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido