Blog Noticias Salud - Blog Noticias Salud

Con La Salud No Se Juega
Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

Plantas para depurar el hígado

Blog Noticias Salud
El exceso de alimentos grasos, la medicación o la contaminación ambiental pueden sobrecargar el hígado. Algunas plantas pueden ayudar a limpiar esas sustancias tóxicas y limpiarlo.

El hígado es el órgano encargado de eliminar sustancias tóxicas que podrían llegar a la sangre. Pero un exceso de alimentos grasos, y también la medicación y la contaminación ambiental, pueden provocar que nuestro hígado se sobrecargue.

Por ello se pueden hacer curas depurativas que ayudan a limpiar el hígado y a eliminar mejor las sustancias tóxicas. Se trata de plantas que pueden actuar de diferentes maneras: aumentando la secreción de bilis o facilitando su expulsión de la vesícula, ayudando a regenerar las células del hígado o reduciendo la inflamación del tejido hepático, por ejemplo.

Estas plantas, normalmente de sabor amargo, pueden ayudar a aliviar los trastornos hepáticos.

Cardo mariano (Silybum marianum)

Propiedades: La semilla del cardo mariano contiene silimarina, una sustancia hepatoprotectora. Es bueno para regenerar el tejido del hígado en hepatitis agudas y leves, también para el tratamiento de la insuficiencia hepatobiliar y la ictericia, pues ayuda a la desintoxicación, y en fases iniciales de cirrosis por abuso de alcohol.

Cómo se usa: Se toma en infusión, comprimidos, o en preparaciones galénicas de silimarina. Consulta con el médico si estás tomando medicamentos antidepresivos o hepáticos.

Boldo (Peumus boldus)

Propiedades: El boldo es un gran remedio digestivo y su mayor virtud es, sin duda, que estimula la producción de bilis, de ahí su capacidad hepatoprotectora y digestiva. También se utiliza como antiinflamatorio, analgésico, y diurético.

Cómo se usa: Existen preparados de farmacia en gránulos o polvos digestivos, pero la forma más habitual de tomarlo es la tisana, para la que se utilizan sus hojas aromáticas. Su sabor es muy agradable. El aceite esencial puro no debe tomarse vía interna.

Cúrcuma (Curcuma longa, C. xanthorrhiza)

La cúrcuma, una de las especias con las que se elabora el curry, tiene un sabor cálido, muy discretamente amargo y aromático. Tanto en la cocina como con fines medicinales se utiliza su raíz, rica en curcuminoides, unas sustancias desintoxicantes y protectoras del hígado.

Alcachofera (Cynara scolymus)

Propiedades: La cinarina, un componente químico biológicamente activo de la alcachofa, tiene un efecto hepatoprotector. Ayuda a recuperar las funciones de filtraje del hígado tras una intoxicación o trastorno hepático como pueden ser hepatitis, cirrosis, ictericia, etc. Además, ayuda en la secreción de bilis.

Cómo se usa: Se usan las hojas, muy amargas, ricas en cinarina. Podemos utilizar las hojas de las alcachofas que compramos y sus rabos más largos.

Angélica (Angelica archangelica)

Propiedades: Es depurativa, antiinflamatoria, antiespasmódica y analgésica. Resulta de ayuda para restaurar el hígado después de excesos digestivos. Se utiliza junto con el boldo y la fumaria para migrañas causadas por problemas hepáticos o de digestión.

Cómo se usa: se aprovecha la raíz y, aunque menos, también las hojas y los frutos. Se toma principalmente en decoccio´n, aunque también se puede encontrar en tintura, extracto líquido y polvos. El aceite esencial puede resultar neurotóxico.


APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido